Energía y Minas· Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos de Minas. Nº 12 · 2016 - page 5

5
editorial
de hidrocarburos, instalaciones de combustibles,
gaseoductos y oleoductos, energías eléctrica,
renovables y nuclear, estudios de seguridad y sa-
lud, prevención de riesgos laborales, topografía,
dictámenes, peritaciones, tasaciones, control de
calidad y un largo etcétera que sería demasiado
tedioso enumerar y tampoco es el caso.
Ofrecemos, por tanto, a las empresas un amplio
abanico de posibilidades de actuación en muchos
campos, lo que hace que sea una de las profesio-
nes más demandadas y con más prestigio. A esto
nos referimos cuando decimos que la nuestra si-
gue siendo una profesión con futuro esperanzador.
En otro orden de cosas, siendo conscientes
de que falta todavía un tramo largo para salir de
la crisis, en el último pleno del Consejo General
hemos acordado mantener un año más congela-
da la tarifa de visados voluntarios de proyectos y
son varios los ejercicios que lo venimos haciendo.
Es nuestro particular granito de arena a la cola-
boración con las empresas y profesionales que
precisan de la intervención necesaria de nuestros
Colegios. Desde estas letras animamos a la so-
ciedad en general y a las empresas del sector
en particular que se aseguren siempre que están
contando con los servicios de profesionales ade-
cuados, que estén colegiados en sus respectivos
colegios y se cercioren además que se encuen-
tran habilitados para ejercer legalmente. Esa es
la razón fundamental de nuestra existencia como
instituciones profesionales.
En definitiva los Colegios y, por tanto, el Con-
sejo General tienen el firme propósito de seguir
ofreciendo un servicio público a los sectores
minero y energético y a la sociedad, en general,
unos servicios de profesionales colegiados, alta-
mente cualificados y de plenas garantías.
No queremos finalizar esta editorial sin lamen-
tar la deriva judicial que vuelve a satanizar des-
graciadamente el proyecto minero de Aznalcollar
en la provincia de Sevilla. Sin entrar en polémi-
cas, que ni nos corresponde ni nos compete, sí
queremos denunciar que como pasa siempre la
única perjudicada será la minería, y por extensión
la población de Aznalcollar y lo que es peor las
ilusiones de centenares de personas que tenían
la esperanza de dejar por fin el drama del paro
en esa zona tan deprimida y entre estos contá-
bamos con más de una decena de compañeros
nuestros a los que se les abría una buena posi-
bilidad de abandonar bien el desempleo, bien la
mejora de sus actuales ocupaciones quizás de
menor calidad y constituía además una ventana
de aire fresco para los egresados de las Escuelas
con nuestra titulación en minas. Lástima que los
acontecimientos no siempre discurran por la sen-
da del sentido común y nuestro deseo más inme-
diato es que la pronta resolución del asunto permi-
ta lo más rápido posible despejar las dificultades
que atraviesa la puesta en marcha del proyecto
minero de Aznalcollar, y podamos contar defini-
tivamente con la riqueza y el empleo que genera
siempre una mina y más de las características e
importancia de este proyecto.
El Consejo General, como no se entendería
de otro modo siempre estará a favor de la ex-
plotación racional y sostenible de los recursos
mineros.
n
1,2,3,4 6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,...108
Powered by FlippingBook